JUEVES, 14 DE NOVIEMBRE DE 2019 





67 (24,1)

ABRIL 2010

ENGLISH ABSTRACTS INSIDE ISSN 0213-8646

Resúmenes de proyectos de investigación

BRUDILA CALLI: LA MUJER GITANA CONTRA LA EXCLUSIÓN SOCIAL. SUPERACIÓN DEL ABSENTISMO Y FRACASO ESCOLAR DE LAS NIÑAS Y ADOLESCENTES GITANAS

Carme García Yeste


Es un proyecto del Plan Nacional I+D+I del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Instituto de la Mujer.  Su objetivo principal fue, a partir de las voces de las propias niñas y mujeres gitanas, analizar aquellos factores transformadores que están contribuyendo a la superación de su fracaso escolar y de los problemas de convivencia que viven en los centros educativos a los que asisten.

Los índices de absentismo y fracaso escolar entre los niños y niñas de la comunidad gitana son preocupantes. En el caso de las niñas y adolescentes gitanas las cifran aumentan. Este hecho significa, que si las cosas no cambian, se continuaran dando dos procesos relacionados entre sí: que la comunidad gitana en general vea reforzada su exclusión, puesto que en la sociedad actual se priman los conocimientos académicos y que, en el caso de las mujeres gitanas, sigan sufriendo una triple exclusión (como gitanas, como mujeres y por no tener titulación académica). El proyecto surgió ante la necesidad de plantear soluciones al fracaso y absentismo escolar de las niñas y adolescentes gitanas como un mecanismo básico para superar la exclusión social y económica de este colectivo. Las razones que  normalmente se aducen para explicar este hecho suelen partir de estereotipos racistas, contradiciendo el sentir de gran parte de las mujeres gitanas, quienes ya se han organizado para, entre otras cosas, luchar contra esta realidad.

Para llevar a cabo la investigación se realizó trabajo de campo con alumnas gitanas estudiantes de 4º, 5º, 6º de primaria y primero de la Educación Secundaria Obligatoria con el propósito de analizar el paso de la educación primaria a la educación secundaria. De esta manera se podían recoger las motivaciones que hacen que una niña gitana decida abandonar los estudios o continuarlos y que  contexto lo facilita o impide. El trabajo de campo realizado (entrevistas en profundidad, relatos comunicativos de vida cotidiana y observaciones comunicativas) en Cataluña, País Vasco, Aragón y Andalucía y también se desarrolló, durante los tres años del proyecto, un estudio longitudinal que contribuyera a analizar los cambios y evolución de las niñas gitanas que en aquellos momentos cursaban 4º o 5º de primaria.
La incorporación de la voz de las protagonistas de la investigación y su implicación en el proyecto (mujeres, niñas y adolescentes gitanas) consiguió obtener resultados que hasta el momento no se han recogido en una investigación de estas características y a la vez tener unos conocimientos más reales de la verdadera situación de las niñas y mujeres gitanas. Si queremos conocer la realidad, sólo puede ser a través de sus voces, y en este caso las madres. Que tal y como expresaron en el proyecto, quieren lo mejor para sus hijos e hijas, lo que les lleva a comprometerse en su escolarización cuando los centros educativos está abiertos a la participación de ellas. Son conscientes que la educación es la herramienta más importante para el acceso al mercado laboral, así como un mecanismo clave de superación de la exclusión social.

Fue en el análisis del proceso que seguían niñas gitanas que estaban estudiando en escuelas transformadas en Comunidades de Aprendizaje, en las que se identificaron, gracias a las características concretas del proyecto, algunos de los elementos que estaban facilitando la continuidad dentro del sistema educativo de niñas gitanas y de las que hacemos aquí un breve resumen:

1) Hacer visible la cultura gitana en la escuela: el hecho de tener abiertas las puertas del centro educativo a la participación e implicación de las familias consigue no sólo mejora de relaciones entre familia-centro educativo y alumnado, sino que contribuye a la superación del absentismo y el fracaso escolar ya que se incluyen referentes positivos de su propia cultura tanto en el currículum como en el día a día del centro. El hecho que las familias gitanas no vean el centro educativo como asimilador que absorbe su cultura y costumbres, no contribuyendo a dar respuesta a sus necesidades e intereses, hace que se resuelvan muchos de los conflictos que solían existir anteriormente.

2) Participación y fomento de la democracia: Cuando los centros se transforman para favorecer la entrada de las familias y de la comunidad en general creando un clima de diálogo igualitario se consigue que todos aquellos sectores que interaccionan con los niños y niñas tengan un objetivo común que es el éxito educativo y mejorar la convivencia del centro.

3) Conocimiento de la educación secundaria: en determinados centros con, en este caso, alumnado gitano, existe un gran desconocimiento por parte de las familias sobre los institutos de secundaria, su organización, qué se enseña, etc. creando así una desconfianza por parte de la comunidad gitana que provoca en algunos casos el rechazo a llevar a sus hijos y especialmente a sus hijas. Desde comunidades de aprendizaje se fomenta un cambio de esa imagen a través de la creación de un proyecto integral a nivel territorial que facilita la continuidad de los estudios y el paso de un centro a otro. El hecho que en los institutos de secundaria se permita también la participación de los y las familiares genera una imagen más positiva y de confianza hacia los centros facilitando así la asistencia de sus hijas y la continuidad de sus estudios.

4) Pedagogía de máximos y expectativas positivas: el objetivo de que todos los niños y niñas tengan éxito educativo impregna el día a día de las Comunidades de Aprendizaje. Un ejemplo de las prácticas que contribuye a ese objetivo, es la organización de las aulas en grupos interactivos en los que la base es la no exclusión de ningún niño o niña del aula si no que todos y todas consigan los máximos resultados, generando dinámicas solidarias y de altas expectativas de manera que nadie se quede atrás.
En resumen la clave del éxito del proyecto Comunidades de Aprendizaje en el caso de las niñas gitanas que deciden continuar estudiando se basa en el aumento y diversificación de las personas que participan y se implican en el proyecto de la escuela teniendo todas un mismo objetivo: el éxito escolar para todo el alumnado, sin excepción; convertir el aprendizaje en una parte esencial del centro, tanto para el alumnado, que pasa a participar en una actividad formativa el máximo tiempo posible, hasta para el profesorado y familiares, quienes poco a poco van sintiéndose cada vez más suyo el centro; ofrecer referentes positivos gitanos que participan en el centro; y el clima del centro que permite la implicación y una planificación colectiva persiguiendo el objetivo de aprendizaje, huyendo de prácticas educativas con resultados negativos como la reducción del currículum de determinado alumnado por presuponer menor capacidad o interés.

La población gitana reivindica una educación de máximos, la inclusión de su cultura en el currículum y en los contenidos, la presencia de profesorado u otras personas adultas gitanas en los centros y en las aulas, y la participación activa y directa de familiares en la educación de sus hijos e hijas. Esto significa que los centros educativos deben potenciar  la diversidad de culturas presentes en nuestra sociedad y, específicamente, de una cultura con la que llevamos tantos siglos de convivencia. Las Comunidades de Aprendizaje están asumiendo ese reto y dando las respuestas que la comunidad gitana lleva años reivindicando.


//////


INCLUD-ED (STRATEGIES FOR INCLUSION AND SOCIAL COHESION IN EUROPE FROM EDUCATION) (2006-2011)

Carme García Yeste

Es el primer proyecto integrado (IP) de la prioridad 7 (Citizens and governance in a knowledge-based society) del VI Programa Marco de la Unión Europea coordinado por un centro de investigación español. Su objetivo principal es analizar las estrategias educativas que están contribuyendo a superar las desigualdades y a promover la cohesión social en Europa, así como las estrategias educativas que están generando exclusión, especialmente en los grupos con mayor riesgo de sufrirla. Se parte de la necesidad de contribuir a superar el elevado fracaso escolar y los problemas de exclusión social que pueden derivarse de él.

El equipo de investigación está formado por 53 investigadores e investigadoras de 14 países y 15 instituciones de la UE, y con el financiamiento se han conseguido más150 contratos de investigación. La trayectoria investigadora de estas instituciones contribuye al desarrollo del proyecto garantizando la interdisciplinariedad.  Asimismo, todos los miembros del equipo pertenecen a instituciones y departamentos con una trayectoria de investigación destacada en el estudio de la desigualdad social y educativa.

La actual situación educativa en Europa reclama identificar unas estrategias que puedan ser llevadas a la práctica por todos los agentes implicados en la mejora de los sistemas educativos (decisores políticos, profesorado, familias, etc.). Para ello INCLUD-ED, se ha planteado los siguientes objetivos:  1) Analizar qué características de los sistemas educativos y de las reformas educativas están generando bajas tasas de exclusión social y educativa, así como estudiar aquellos sistemas educativos y prácticas que la están aumentando; 2) Analizar los componentes de las prácticas educativas que están disminuyendo las tasas de fracaso escolar y aquellas prácticas que las están incrementando; 3) Estudiar cómo la exclusión educativa afecta a diversas áreas de la sociedad (como el empleo, vivienda, salud, política, participación) y qué tipo de educación contribuye a superarla; 4) Investigar como la exclusión educativa afecta a diversos sectores de la sociedad, particularmente a los grupos más vulnerables (como por ejemplo mujeres, jóvenes, inmigrantes, grupos culturales y personas con discapacidades) y qué tipo de educación contribuye a superar las diferentes formas de discriminación que sufren estos colectivos; 5) Analizar las acciones coordinadas entre políticas educativas y otras áreas de política social e identificar qué pasos realizar para llegar a superar la exclusión social y contribuir a fomentar la cohesión social en Europa; y 6) Estudiar la implicación de la comunidad en proyectos educativos que están contribuyendo por un lado a reducir las desigualdades y la marginación, y  por otro lado a una mayor inclusión social y a dotar de poder de acción a las personas que sufren estás desigualdades.

Dentro del proyecto, se están desarrollando seis subproyectos más un proyecto de integración,  dos de ellos dirigidos al estudio de casos de centros educativos de diferentes niveles educativos (infantil, primaria, secundaria y formación profesional) en toda Europa que estén demostrando tener éxito educativo. Algunos de los centros analizados en el proyecto, que contribuyen a la reducción o prevención de las desigualdades y la marginalización y a la promoción de la inclusión social y el empoderamiento, están implementando además el proyecto de Comunidades de Aprendizaje,

En el caso del proyecto 2, tiene como objetivo: analizar qué prácticas educativas (a nivel del sistema, de la escuela y del aula) aumentan el fracaso escolar y cuáles llevan al éxito escolar, se ha realizado un estudio en profundidad de 20 centros que cumplen las siguientes dos características:

1) Estar consiguiendo éxito educativo

2)Tener un contexto de nivel socioeconómico bajo y con alumnado perteneciente a minorías culturales o culturas no hegemónicas.

En España se han seleccionado para llevar a cabo el trabajo de campo  cuatro centros educativos que han cumplido estos criterios: una escuela infantil (0-3), dos centros de infantil y primaria, y un centro de educación secundaria. Estos centros coinciden en haber realizado la transformación en Comunidades de Aprendizaje en diferentes momentos.
En el caso del Proyecto 6, tiene como objetivo analizar cómo contribuye la implicación de la comunidad en la educación a reforzar los vínculos entre la educación y diversas áreas de la sociedad y cómo contribuyen estas intervenciones mixtas a la cohesión social. Para ello se está realizando un estudio longitudinal que tiene una duración de 4 años, en diferentes centros educativos de cinco países de Europa que cumplen los siguientes criterios:

1) Que hayan demostrado contribuir al éxito en relación a su contexto (es decir, que su alumnado obtiene resultados más altos que en centros ubicados en un contextos sociocultural y socioeconómico similar).

2) Que respondan a las mimas características: bajo nivel socioeconómico y alumnado perteneciente a minorías étnicas.

3) Que tengan una fuerte implicación de la comunidad que está contribuyendo a superar las desigualdades.

En el caso de España, se seleccionaron dos centros de infantil y primaria que justificaron los criterios requeridos. El hecho de haber iniciado su transformación en Comunidades de Aprendizaje, les había favorecido para mejorar el éxito educativo y aumentar la implicación de la comunida


/////


LECTURA DIALÓGICA E IGUALDAD DE GÉNERO EN LAS INTERACCIONES DEL AULA

Itxaso Tellado Ruiz de Gauna


Lectura dialógica e igualdad de género en las interacciones en el aula (2003-2005) es un proyecto vinculado de manera muy estrecha a las Comunidades de Aprendizaje. Se trata de un proyecto de investigación y desarrollo (I+D+I) dirigido por la Dra. Marta Soler Gallart, directora del Centro Especial de Investigación en Teorías y Prácticas Superadoras de Desigualdades, que tiene el objetivo de analizar cómo a través de la lectura dialógica se pueden analizar y superar los estereotipos y roles de género y fomentar un clima escolar y de aula basados en la convivencia pacífica y el diálogo igualitario. El proyecto parte de que la participación de familiares y miembros de la comunidad en el aula permite incorporar en la escuela los debates sociales actuales entorno a las cuestiones del género, feminismo o las nuevas masculinidades. La perspectiva del proyecto es que esto se debe aprovechar en actividades de lectura en diversos espacios del centro educativo, fomentando al mismo tiempo el aprendizaje de la lectura y la igualdad de género.

La lectura dialógica supone el aumento y la diversificación de interacciones en torno a actividades de lectura y debate de textos. La lectura dialógica se define como una situación caracterizada por la pluralidad de interacciones lectoras que se producen no sólo entre los y las propias estudiantes con el profesorado, sino también con otras personas adultas de la comunidad que también participan en actividades de lectura y debate reflexivo dentro del aula o en otros espacios del centro educativo, como las bibliotecas, las ludotecas y las aulas digitales. La idea clave es que al diversificarse el perfil de las personas adultas con las que las y los estudiantes interaccionan, las interpretaciones de los textos y los debates que surgen sobre los mismos se enriquecen, también desde la perspectiva de género, aumentando las posibilidades de cuestionar ciertos estereotipos y adquirir valores más igualitarios.

El proyecto parte de dos hipótesis de trabajo. Por un lado, se afirma que el aumento de las interacciones en actividades de aprendizaje a través de la participación de la comunidad en el aula y en la escuela fomenta el compartir  y consensuar normas y valores, también normas y valores relacionados con el género y asociados a personas y grupos de diferentes culturas, edades, recursos y formación académica. Por otro lado, la participación de familiares y miembros de la comunidad en el aula también implica incorporar a la escuela y a la comunidad los debates sociales actuales entorno a las cuestiones del género, feminismo y masculinidad. En este contexto, las actividades de lectura dialógica no sólo permiten identificar qué situaciones potencian una transmisión de valores de género igualitarios sino también cuáles son los principales elementos que garantizan que esa transmisión ocurra de manera efectiva.

Uno de los principales productos del proyecto Lectura dialógica e igualdad de género en las interacciones en el aula  fue la publicación de la guía de buenas prácticas titulada “Lectura dialógica e igualdad de género en las interacciones del aula” (2005).  Entre las aportaciones que se hacen en esta guía destaca la idea de “motivación y creación de sentido” que supone la lectura dialógica para estudiantes que descubren no sólo nuevos mundos e ideas a través de la lectura, sino que comienzan a practicar actitudes solidarias, ayudando a otros compañeros y compañeras a leer, comparten sueños y puntos de vista con las personas adultas con las que interactúan y, en el curso de todas estas prácticas, desarrollan una visión más crítica sobre el género que incluye valores y normas de género vinculadas a diferentes culturas y tradiciones. La posibilidad que la lectura dialógica ofrece de reflexionar sobre temas de género en un contexto de diálogo igualitario aumenta las posibilidades de desarrollar actitudes respetuosas y críticas en relación a múltiples formas de exclusión y desigualdad, incluyendo la violencia de género.

Por otro lado, la investigación lectura dialógica e igualdad de género en las interacciones en el aula también muestra que la comprensión compartida de textos favorece el aprendizaje instrumental de las y los estudiantes. Tal y como se señala en la guía de buenas prácticas del proyecto (2005): “la lectura dialógica se convierte en una experiencia enriquecedora porque permite a las personas desarrollar interpretaciones colectivas, que comunican y reflejan su conocimiento diverso. De esta forma, desde la intersubjetividad se alcanza una comprensión del contenido del texto que sería inalcanzable desde la individualidad” (pág. 4). Estas comprensiones son clave para posteriores aprendizajes, así como las habilidades comunicativas y de argumentación que se desarrollan en actividades de lectura dialógica son un instrumento muy importante para el aprendizaje en todas las materias escolares.

Los resultados del proyecto lectura dialógica e igualdad de género en las interacciones en el aula indican que la lectura dialógica, que implica a familiares y otras personas de la comunidad en la dinamización de las interacciones lectoras entre el alumnado en espacios como las bibliotecas tutorizadas y los grupos interactivos motivan al alumnado por la lectura, conducen a comprensiones más profundas de los textos y promueven diálogos en relación a valores igualitarios que influyen positivamente en el rendimiento académico del alumnado y en el desarrollo de una postura crítica respecto a la desigualdad de género.

Me gustaría acabar esta recensión con unas palabras de una voluntaria que participó en el trabajo de campo que se realizó en este proyecto de investigación y que reflejan el impacto del enfoque de la lectura dialógica en la motivación y el sentido por aprender: “Muchos no leen en casa o no hacen los deberes ni nada. Y el viernes por la tarde, normalmente estoy una hora y media en la clase y luego voy a la biblioteca tutorizada; y muchos van y me preguntan, “¿Vas a ir a la biblioteca hoy?”, y digo “Sí, claro!”, y entonces, “Pues yo también!” O sea, quiero decir, que es un poco porque yo voy a ir que tienen más ganas de ir y también porque les gusta”.


Referencias bibliográficas

CREA. (2005). Lectura dialógica e igualdad de género en las interacciones del aula (2003-2005).  Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2000-2003. Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.