DOMINGO, 20 DE OCTUBRE DE 2019 





39 (14,3)

DICIEMBRE 2000

ENGLISH ABSTRACTS INSIDE ISSN 0213-8646

Recensiones bibliográficas

NUEVAS EXPERIENCIAS EN EDUCACIÓN PSICOMOTRIZ
Alfonso Lázaro Lázaro
Mira Editores, Zaragoza, 2000, 189 pp.

No es la primera vez que tengo la oportunidad de realizar la recensión de un libro de alguien con quien comparto amistad. En esta ocasión se trata de Alfonso Lázaro, a cuya formación inicial como maestro tuve la suerte de contribuir entre 1974 y 1977, años también primerizos de mi desarrollo profesional, que tanto se nutrió de la mutua retroalimentación en aulas y "pasillos" con los estudiantes. Puedo dar fe, por ello, de la pasión que ya sentía entonces por la educación aquel joven estudiante de magisterio, hoy ya consagrado maestro a la vez que infatigable estudiante (Licenciado en Historia, Psicomotricista, Master en Educación Física y en Educación Especial, Psicopedagogo en excedencia) que ocupa buena parte de su tiempo libre en redactar la que será, con el telón de fondo de la psicomotricidad, su tesis doctoral en Psicología Clínica. Y es en aquella pasión temprana por el fenómeno educativo, convertida después en reflexión permanente, en investigación contrastada, en compromiso sostenido y en acción psicopedagógica, donde deben buscarse las raíces más profundas del libro que seguidamente voy a comentar; un libro que como señala Pedro Pablo Berruezo en su prólogo "cuenta con el valor de partir de la experiencia práctica en la sala de psicomotricidad" y en el que el autor nos ofrece "la síntesis de toda una vida profesional dedicada con afán a la psicomotricidad", no solo como investigador, articulista y formador incansable de psicomotricistas y psicomotricista en activo sino -sobre todo- como promotor e inspirador destacado del proyecto educativo del Centro Público de Educación Especial Gloria Fuertes de Andorra (Teruel); un centro cuya cultura y actividad pivotan sobre el eje central de la psicomotricidad y al que alguna de mis alumnas de ahora, en una visita reciente, calificó como "el colegio de los sueños".

Una vez presentado el autor y su contexto pedagógico, referencia obligada para entender el alcance de un libro que es fruto maduro de ambos (de autor y contexto), paso sin más a exponer una síntesis del mismo. Tras el prólogo y la introducción, Alfonso Lázaro divide su libro en dos grandes capítulos. En el primero de ellos (Hacia una conceptualización de la psicomotricidad) comienza resaltando el concepto de psicomotricidad y su importancia en el desarrollo del ser humano, analizando su evolución hasta los 12 años, de conformidad con el esquema tan clásico como actual de Ajuriaguerra: Etapa del cuerpo vivenciado: 0-3 años; etapa del cuerpo percibido: 3-7 años; y etapa del cuerpo representado: 7-12 años. Posteriormente, el autor se centra en el estudio de las emociones como elemento fundamental en la construcción del desarrollo humano: Hace una referencia, muy bien documentada, al procesamiento neural de las emociones; se detiene ampliamente en la expresión corporal de las mismas; y completa su análisis clasificando los fenómenos afectivos y analizando el papel del psicomotricista como generador de emociones. Más adelante, el autor se centra en los objetivos y contenidos básicos de la educación psicomotriz en infantil y primaria (que contextualiza en el marco de la actual legislación educativa), analizando de forma pormenorizada su estructura: Ajustes; percepciones exteriores (espacio y tiempo); percepciones del propio cuerpo (estático y dinámico); conductas motrices de base (coordinación dinámica, equilibración general y coordinación viso-motriz); respiración; control del tono y relajación. Posteriormente el autor, tras describir el marco general de la intervención psicomotriz, tal y como ha sido consensuado por la Federación de Psicomotricistas del Estado Español, expone los ejes sobre los que pivota su forma particular de llevar a la práctica las sesiones de psicomotricidad: el juego como motor fundamental de cada sesión; la vehiculación del deseo de actuar del niño/a como tarea principal del psicomotricista; el establecimiento del diálogo con el niño o niña a través de lo tónico emocional; la modulación de la intervención del psicomotricista desde la proxémica: la mirada, el espacio, la gestualidad, el objeto y el símbolo de ley y autoridad/seguridad. Finalmente, el autor describe su aula de psicomotricidad, la del Centro de Educación Especial Gloria Fuertes de Andorra/Teruel (aula pionera –dicho sea de paso– y una de las mejor preparadas a nivel internacional para la intervención psicomotriz), para acabar esta primera parte con un interesante subcapítulo dedicado a la evaluación psicomotriz.

La segunda parte del libro (Aplicaciones prácticas de los conceptos básicos), que el autor desarrolla con un mayor nivel de concreción, está dedicada a la exposición de los conceptos básicos de la psicomotricidad, seguidos de ejemplificaciones prácticas que permiten ver algunos de sus posibles desarrollos y aplicaciones pedagógicas. Antes de entrar en los contenidos propios de la psicomotricidad, el autor se detiene en un epígrafe que titula "situaciones preliminares"; en él relata una serie de aplicaciones prácticas que permiten que niños o adultos tomemos conciencia de que no conocemos o conocemos poco determinadas partes de nuestro cuerpo, y de que la proyección del mismo en el espacio próximo tiene mucho que ver con nuestro nivel de conciencia corporal. Se manejan en este apartado las nociones de: Conciencia del propio cuerpo; diferencias en la transcripción de nuestro cuerpo en el espacio; percepción del espacio próximo a nuestro propio cuerpo; percepción de la postura habitual de nuestro cuerpo; fenómeno de la persistencia del tono muscular. Tras las "situaciones prelimirares" el autor se centra ya en el desglose de cada uno de los "contenidos básicos de la psicomotricidad", divididos en nociones que van acompañadas de propuestas pedagógicas de carácter práctico, de recapitulaciones de tales nociones y de sugerencias para que padres y madres puedan practicar en casa; y advierte, por otra parte, que a cada psicomotricista o a cada profesor o profesora compete modificar o transformar esta serie de propuestas pedagógicas, o inventar otras nuevas, adaptándolas a sus propias estrategias metodológicas, a las circunstancias y edad de sus alumnos y alumnas y a los materiales y espacio del que dispongan para ponerlas en práctica. Tras estas consideraciones, el autor analiza con un alto nivel de concreción los "contenidos básicos de la psicomotricidad", que son los siguientes: 1) Ajuste espontaneo global, desglosado en las siguientes nociones: Ajuste espontaneo global y percepción espacial; ajuste espontaneo global y coordinación visomotriz; disponibilidad corporal. 2) Ajuste con representación mental, desglosado en: Ajuste con representación mental y postura corporal; ajuste con representación mental y percepción espacial; ajuste con representación mental y percepción temporal; ajuste con representación mental: Imitaciones; ajuste con representación mental y manejo corporal; ajuste con representación mental y sentido muscular. 3) Percepción exterior espacial, desglosada en: Exploración del espacio; agrupación/dispersión; experimentación del intervalo (espacio/tiempo vacío); estudio de las trayectorias y simbolización; educación de la mirada; orientaciones con respecto a un objeto, a las personas, al espacio; apreciación de distancias; codificación y decodificación con trabajo gestual; marchas ritmadas. 4) Percepción exterior temporal, desglosada en: Toma de conciencia del ritmo cardíaco; descubrimiento del tempo propio; experimentación con las cadencias; noción de velocidad; duración: antes, después y en el momento justo; intervalo temporal, control del impulso y la inhibición. Juego con la cuerda; codificar/descodificar con trabajo temporal. 5) Percepción del propio cuerpo estático, desglosada en: Atención interiorizada; percepción y representación de los centros de movimiento del cuerpo; percepción de los apoyos en el suelo; percepción del propio cuerpo con ojos cerrados. 6) Percepción del propio cuerpo en movimiento, desglosada en: Control tónico; control y contraste rítmico; control tónico y recorrido mental; control tónico y percepción visual; control tónico y expresión corporal. 7) Conductas motrices de base, desglosadas en: Creación a partir de la postura y el equilibrio; educación de las sensaciones plantares; adaptación a la altura; equilibrio con balones medicinales; equilibrio con balones convencionales; equilibrio con balones grandes; equilibrio con tacos; equilibrio con la barra o con los bancos suecos; educación de la caída con colchoneta de saltos y otras colchonetas; balanceos y giros en el espacio aéreo con aparatos colgados en la plataforma de ejercicios; balanceos y giros en el suelo con materiales diversos. 8) Conductas motrices de base: Coordinación dinámica general, desglosadas en: Marchas y arrastres; carreras, trepas y suspensiones; saltos; volteretas. 9) Conductas motrices de base: Coordinación visomotriz, desglosadas en: Educación de la mirada; recepciones; lanzamientos (noción de esfuerzo); lanzamientos (noción de precisión); lanzamientos y recepciones (trabajo con globos); equilibrio de objetos con el propio cuerpo. 10) Hacia un mayor conocimiento y control de la respiración, desglosado en: Familiarización o toma de conciencia; consciencia de la espiración bucal; consciencia de la espiración nasal; aprender a sonarse; jugar con la intensidad de la respiración; jugar con la duración del sonido; asociar intensidad y duración. Jugando con las burbujas; control de la respiración; respiración y postura. 11) Relajación global y segmentaria, desglosada en: Relajación por contrastes; ralajación por concentración en imágenes; relajación a través de las caídas; contraste tónico y control de la emoción; relajación a través del balanceo; juegos que incluyen situaciones de relajación.

Resumidas las ideas fundamentales del libro que nos ocupa, finalizaré esta recensión con una valoración global del mismo: Estamos ante un texto interesante y sugerente y muy bien documentado, que sabe combinar los conocimientos clásicos de psicomotricidad con los últimos avances de esta disciplina. Ante un libro escrito por un autor con amplios conocimientos de las más actuales teorías psicológicas y pedagógicas, y con una larga y prestigiosa trayectoria profesional como maestro, como psicomotricista y como formador de psicomotricistas. Estamos también ante un libro muy cuidado desde un punto de vista literario y presentado de forma muy didáctica. Ante un libro que por su estilo y estructura general, por su diseño y maquetación, por sus textos y dibujos y hasta por sus tintas rojas y su colorido general, está pidiendo ser leído. Estamos por otra parte ante un libro que surge como colofón de una práctica desarrollada por el autor durante muchos años y que se nutre tanto de la teoría como de la investigación en el aula, y que es, finalmente, expresión evidente de un fuerte compromiso del autor con la educación y la escuela como escenarios permanentes de sueños y utopías y de lucha por la superación.

José Emilio PALOMERO PESCADOR


//////


CULTURA INFANTIL Y MULTINACIONALES
S.R. Steinberg y J.L. Kincheloe (Comps.)
Madrid, Morata, 2000, 255 pp.

Los nuevos mercados son insaciables. Su última apuesta de conquista son los más débiles y vulnerables: los niños pequeños y el dinero de sus padres que está detrás. Hay un sin fin de programas de televisión, películas, juegos de vídeo, juguetes electrónicos, ropa, móviles y ordenadores, que tienen como público diana a los más pequeños. Este fenómeno ha producido una cultura infantil que están controlando los directivos de las grandes empresas. A estudiar este fenómeno se dedica el libro que comentamos, que coordinado por las profesoras Steinberg y Kincheloe, bien conocidas en nuestro ámbito, reúne una pléyade de ensayos sobre el tema del consumo y las creencias infantiles, conscientes e inconscientes, van influyendo en la forma de ser de las nuevas generaciones y en las de sus padres hasta afirmar que la infancia ha sido remodelada. Otros autores de reconocido prestigio que colaboran en la obra son Jeanne Brady, Henry Giroux, Janet Morris, Ursi Reynolds, Eugene Provenzo, Peter McLaren, Douglas Keller, Alan Block, Linda Christian-Smith, Jean Ardman o Aaron David Gresson.

La infancia como construcción social está sujeta a cambios cada vez que existen transformaciones sociales importantes. Diacrónicamente el apogeo de la infancia tradicional duró desde 1850 a 1950, es la época en que se protege a los niños y se les retira del trabajo para protegerlos en las escuelas. Hacia 1900, muchos creían que la infancia era un derecho de nacimiento, por lo que se definió la infancia biológicamente, en lugar de hacerlo culturalmente. Representantes de esa cultura fueron Erikson, Gessell o Piaget. Pero sus presupuestos biologistas pueden ser poco adecuados en la época actual en que la familia tradicional ha comenzado a hacer aguas y aparecen modelos alternativos en su mayor parte monoparentales y por hijos de padres separados o divorciados. Por eso el genio de la infancia se ha salido de la botella y no puede volver a entrar. El acceso de los niños a la información de los adultos ha traído también que los niños tengan terror a la soledad, que se hable de la infancia perdida, que aparezcan monstruosidades realizadas por niños o que se hable de crisis de la infancia. Aunque esta crisis la desencadenan muchos factores, el libro estudia uno de ellos en profundidad: la producción de cultura infantil popular por las empresas y el efecto de esta cultura sobre los niños que está produciendo un auténtico curriculum cultural desde organismos que no son educativos y por lo tanto no buscan el bien social sino el provecho comercial. El razonamiento principal es la responsabilidad de los padres y profesores de estudiar y seleccionar el curriculum que transmiten las empresas y sus repercusiones, y cómo formular estrategias de resistencia que entiendan la relación entre la pedagogía y la producción y transmisión del conocimiento.

El estudio de aspectos tradicionales de cultura infantil, como los cuentos de hadas, han dado a los especialistas claves de acceso al inconsciente de los niños. Mediante estos mecanismos los niños se hacen conscientes de las relaciones de poder, complejas y ambiguas, y de las igualitarias. Estas relaciones de las multinacionales con los niños se basan en el placer que proporcionan sus artilugios o juguetes: pueden emular a los personajes de ficción, soñar y hacer cosas imposibles. El poder unido al deseo es, además, explosivo y evoca culpa y ansiedad, pero a veces el deseo cede su puesto a la represión del deseo en la construcción de la identidad. Esta represión se puede manifestar de formas extrañas e imprevisibles y tiene efectos más duraderos de lo que se supuso en un principio. El poder ha conseguido, pues, convertir la cultura infantil en mercancía, pero se pueden desviar sus elementos represivos para ayudar a la infancia a releer, por ejemplo, películas de Disney o recodificar a Barbie y a Ken de forma satírica, que, aunque no constituyen la última expresión de la resistencia, provocan al menos, un espacio donde desarrollar formas más significativas de conciencia crítica.

El vértigo social creado por la explosión de la información y la saturación de los medios, nos ha llevado hasta la hiperrealidad, exagerando la importancia de los megabytes y de la publicidad, disminuyendo nuestras capacidades de encontrar significados nuevos y pasión por el compromiso. El bombardeo de información que llega a los sentidos hace perder confianza a los niños y a los adultos de poder comprender algo, por lo que la alfabetización crítica de los medios se convierte en una destreza básica para negociar la propia identidad, los valores y el bienestar. Una alfabetización crítica que requiere que los niños y sus padres, desarrollen la capacidad de comprender e interpretar significados profundos y cómo ellos mismos los consumen o invierten en ellos. La paradoja televisiva entre el demonio y el ángel nos presenta unos profesores televisivos que tienen más influencia que los propios del niño, y Giroux advierte sobre los borrosos límites entre la educación, el comercio y el entretenimiento. El estudio de los anuncios y los valores ocultos que propugnan, mantenimiento de estructuras, valores muy aceptados y su fusión con ellos en el anuncio, la llamada al lado afectivo de la persona y no al racional para vender mejor. Los padres ya no controlan las experiencias culturales de sus hijos, con lo que la inocencia de la infancia ya no lo es tanto ya que el acceso a la información adulta por medios electrónicos ha pervertido la consciencia de los niños como entidades dependientes. Los niños postmodernos listillos, sabelotodos y espabilados, y no digamos los precoces, se presentan comercialmente como odiosos ya que amenazan a los adultos por descubrir una vida fuera del orden establecido.

Se trata de un libro duro y crítico con la sociedad norteamericana, pero muy valioso para saber valorarlos en su justa medida. La influencia de los juegos cargados de violencia estética termina por trasladarse a la vida real, estableciendo una predisposición a la agresividad, que puede desencadenar patologías escondidas, mientras que otros niños pueden ser insensibles a ellas. Las dimensiones de justicia-equidad, racismo, género, etc. se hallan patentes, pero no siempre de forma explícita. Se aboga por un repensar la educación que no implique el ajuste de los niños a la cultura existente ya que se basa en alejar al niño de toda situación de conflicto, sino de naturalizar las situaciones y ayudar a interpretarlas. La dimensión sociocrítica del libro permite momentos de análisis muy agudo de aspectos ocultos en las facetas citadas que harán reflexionar a padres y educadores de forma inteligente.

Isabel CANTÓN MAYO


//////


LA EDUCACIÓN OBLIGATORIA: SU SENTIDO EDUCATIVO Y SOCIAL
J. Gimeno Sacristán
Madrid, Morata, 2000, 126 pp.

No deja de ser gratificante que un autor consagrado y experimentado como es el caso de Gimeno comienza un libro con un alegato justificativo del mismo. Desde la idea genérica de que la educación forma parte de nuestras vidas, desgrana una serie de razones que van desde la generalización de la educación, la profesionalización de las personas que trabajan en ella, la progresiva extensión de la misma, la transformación social que supone y su inserción en subsistemas más amplios, y la más relevante: su cuestionamiento en determinados sectores sociales.

Repasa los difíciles inicios de la idea de escolarización obligatoria, su defensa como medio de emancipación social por parte de los ilustrados, la legitimación que supuso para el nuevo orden social y la forma en que se utilizó para vigilancia y control de las personas. En torno a la escolarización y su crecimiento se desarrollaron formas de pensamiento y expectativas positivas que se propagaron por el mundo como rasgo cultural. Desde la Ley Moyano con un reducido periodo de escolaridad 86-9 años) a las actuales LOGSE y LOPEG (1990-1995) hemos recorrido un largo camino. Desde el “ideal irreal” y tan pocos años a los actuales 6-16 años de escolaridad obligatoria, se han ido imponiendo, no sin resistencias, a la totalidad de la sociedad. La educación ha mantenido la idea de progreso como proceso de marcha ascendente en la historia, afirma rotundamente el autor. Y no podemos menos de pensar que tiene razón: hoy la idea de educación igual a progreso forma parte del acervo cultural común. De esta idea se derivan los fines de la educación: fundamentación de la democracia, desarrollo de la personalidad de las personas, incremento del conocimiento, inserción social y la custodia de los más jóvenes.

Pero la escuela también tiene su pequeña historia negra, es decir, también proporciona efectos negativos que hay que desvelar. Entre ellos se citan: el curriculum oculto o lateral, con sus efectos, el control que mediante ellos se realiza de las personas en nombre de valores que e veces son conflictivos. Esta idea de pesimismo late en los últimos capítulos del libro al cuestionarse si la mayor cultura, ciencia y tecnología pueden incrementar la felicidad humana, eliminar las desigualdades y el fracaso escolar, evitar la deshumanización, revitalizar la idea de la democracia, etc. Lo mismo ocurre con el tema de la diversidad, se convierte en un problema al graduar la escolaridad; por un lado facilita el progreso de forma ordenada, pero por otro regula un ritmo igual para estudiantes desiguales. Para superarlo recurre al concepto de escuela comprensiva que favorezca la mezcla social y evite la segregación o diferenciación temprana. Aboga por una escolaridad obligatoria de fuerte contenido social y prácticas pedagógicas adecuadas consensuadas a través del diálogo social evitando que se convierta en un asalto a una fortaleza apetecida por todos. La apuesta por la recuperación de la reflexión sobre la conquista de la educación y su generación late en todo el libro intentando revitalizar cuestiones educativas ya asentadas pero con equilibrio inestable y precariedad evolutiva.

Isabel CANTÓN MAYO


//////


ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE
C. Monereo Font (Coord.)
Madrid, Visor, 2000, 346 pp.

Los términos estrategias, recursos, herramientas tienen en la actualidad una buena acogida en el mundo educativo, ya que se ha dicho que desde la antigüedad han evolucionado mucho las ciencias, pero muy poco el cómo enseñarlas y el cómo aprenderlas. Los autores constatan este hecho y quieren aportar su trabajo, fruto de investigaciones, aportaciones y aplicación de teorías que suponen cambios en los medios y en los fines del aprendizaje escolar: antes se aprendían básicamente conceptos, contenidos, acumulativos; hoy se aprenden más habilidades, procedimientos, recursos, que sean polivalentes y flexibles y que capaciten a los alumnos para enfrentarse a los retos de una sociedad en constante cambio, que, además, valora por encima de todo, el conocimiento. Se trata, en definitiva, de aprender a aprender, por lo que la idea de método se complementa, pues, con la de estrategia.

La coherencia disciplinar del libro, coordinado por una persona del prestigio de Carles Monereo, se muestra en la selección de autores y en la distribución de sus nueve capítulos. Se comienza con la conceptualización epistemológica del enfoque constructivista de la enseñanza y el aprendizaje y la situación de las estrategias como sistemas mentales capaces de responder de forma autónoma ante una determinada situación de aprendizaje. Delimita el término de otros próximos como pueden ser las capacidades cognitivas, las habilidades cognitivas, los procedimientos, etc. y recoge la línea de Bruner o Vigotski al considerar las estrategias como acciones socialmente mediadas y mediatizadas por instrumentos como son los procedimientos. Una estrategia supone, pues, tomar decisiones deliberadas e intencionales en función del objetivo, es decir, se trata de utilizar las vías altas, controladas y conscientes y no las vías bajas de aprendizaje, de tipo automático e inconsciente, en versión de Salomón. Pero las estrategias, ¿son específicas o son generales? aunque existen defensores de ambas respuestas, los autores se manifiestan a favor de la especificidad de las mismas, en función del contenido. Se considera al profesor como elemento clave para aprender las estrategias y se pasa en el segundo capítulo a considerar la actuación profesional del profesor y que tipo de métodos deberá dominar y utilizar para conseguir los objetivos programados en las diferentes áreas curriculares. Estas áreas se concretan en capítulos específicos dedicados a responder a los interrogantes curriculares de la Reforma LOGSE: qué, cómo y cuando enseñar y evaluar, todo ello enmarcado en el Proyecto Curricular. Las áreas a las que dedican un estudio específico son la lectura, la escritura, las matemáticas, las ciencias naturales y las ciencias sociales, a la vez que alertan sobre las dificultades más frecuentes que pueden presentarse a los estudiantes y qué tipo de ayuda y asesoramiento psicopedagógico se les puede prestar. La dimensión evaluadora de las estrategias de aprendizaje adquiere una dimensión diagnóstica para poder utilizar formas variadas de evaluación y para poder interpretar adecuadamente los datos derivados de ella.

Estudian los autores el aprendizaje en escenarios educativos no estrictamente formales, pero no por ello menos dignos de atención: el estudio personal, el medio televisivo y las tecnologías informáticas, cuyo impacto en las estrategias de aprendizaje es cada vez más evidente, y en las que la ayuda del asesor y del profesor será de vital importancia. No deja de llamar la atención la forma didáctica del libro que presenta los contenidos capitulares y los fines del mismo en forma de objetivos terminales: “al terminar este capítulo se debería…” con lo que facilita a lectores jóvenes una reflexión y una llamada de atención a los aspectos más específicos del capítulo. Lo mismo ocurre con los párrafos sombreados donde se dan las claves para interpretar un ejemplo, una situación o un caso ejemplar descrito con anterioridad; para evitar que los lectores se queden con lo anecdótico, se sintetiza la aportación o la interpretación a la luz de la teoría constructivista del caso expuesto y culminan los capítulos con interesantes ejercicios de autoevaluación, lo que da idea de la dimensión aplicada que sustenta el libro. Esta prueba de evaluación tiene dos partes diferenciadas: una prueba objetiva en la que se mide el grado de asimilación de los conceptos leídos, y un caso práctico en el que de forma guiada se dan a los estudiantes diversas aproximaciones que le enseñan a desarrollar estrategias de pensamiento, razonamiento, argumentación y valoración de las razones. Concluye con el solucionario a la prueba y las orientaciones específicas para cada caso en función del tipo de argumentación utilizada por el estudiante. La presentación en forma de diagramas de flujo que hacen algunos autores facilita, tanto la comprensión general, cuanto la intervención diferenciada en función de los momentos débiles detectados en el proceso. Los autores se someten a una rigurosa disciplina de selección bibliográfica mínima y hacen el esfuerzo de comentarla en unas líneas al final de cada capítulo.

Se trata de un libro de amplio espectro: por abarcar tanto la parte didáctica y constructivista del aprendizaje en general, como su aplicación consecuente y técnica a diversas áreas curriculares desde la perspectiva adoptada con un rigor y una lógica asombrosamente fácil y coherente con los planteamientos teóricos. En definitiva, una gran aportación a la educación en la doble perspectiva teórica y práctica que facilitará, a quien desee introducir modelos novedosos en el aula, diversidad de opciones, siempre guiadas por las más avanzadas propuestas.

Isabel CANTÓN MAYO


//////


LAS ORGANIZACIONES ESCOLARES: HACIA NUEVOS MODELOS
I. Cantón Mayo (Coord.)
Buenos Aires, Fundec, 2000, 224 pp.

El devenir de la modernidad, la introducción de la tecnología en los centros educativos y el advenimiento de la sociedad del conocimiento, incluso de la mundialización del saber, determinan nuevas formas organizativas para la transmisión, o mejor para la transacción del conocimiento. Si la organización no es neutra, si tiene que ver en la manera de aprender contenidos, de categorizarlos y de asimilarlos, hemos de reparar en cuáles son las coordenadas en las que las personas en formación tienen el acceso al conocimiento.

Sobre esta relevante temática versa un novedoso libro que, publicado en la ciudad de Buenos Aires, es obra de cuatro profesores españoles. En el texto, coordinado por Isabel Cantón Mayo, se presentan los avances, aportes, análisis y propuestas de expertos en organización y gestión educativa que tienen como finalidad la actualización profesional, la reconversión tecnológica y la capacitación y aprendizaje de las instituciones educativas. Los cuatro densos capítulos que abarca el libro se inician con la aportación de Miguel Angel Santos Guerra, de la Universidad de Málaga, que hace una evolución diacrónica explicativa de las corrientes de la Organización de Centros Educativos justificando en primer lugar la propia teorización de las mismas: “nada hay utópico en una buena teoría…” para luego clasificar y revisar las más conocidas con un criterio que comienza siendo descriptivo y luego resume los aportes y las críticas para cada corriente. En este capítulo destaca el estudio del criterio multipolar epistemológico que sistematiza desde diversos enfoques y modelos. Aunque aparentemente, todo está dicho sobre teorías organizativas, tiene este amplio capítulo aportaciones diversas y ciertamente novedosas.

Manuel Lorenzo Delgado, de la Universidad de Granada, nos presenta la conceptualización y fundamentación epistemológica de la Organización como ciencia, partiendo de Chalmers o Morín, como proceso antropológico revisando los mecanismos de los que se sirve en su recorrido. La situación de esta Ciencia en el conjunto de las Ciencias de la Educación y su relación con ellas, sigue un esquema que el propio autor ha hecho clásico: la escuela como organismos, como fábrica y como comunidad. Desde los orígenes la organización de centros aparece con una epistemología de la misma rescatada por Manuel Lorenzo, que permite ver su evolución, comparar los contenidos en diversos autores, de los clásicos a los más modernos, rescatar enfoques tan novedosos como el modelo ecológico, desde el cual la organización se estructura en relaciones, tecnología, medio ambiente y población. En encuadre de la organización de centros dentro de las ciencias de la Educación en la zona medular de las mismas, o sus difíciles relaciones con la política educativa, la didáctica, o la legislación escolar, determinan la aportación de este capítulo.

El trabajo de Jesús Nicasio García Sánchez, de la Universidad de León, se centra en el estudio del poder y del conflicto en las organizaciones educativas. Y es que la estructura misma de las escuelas, las relaciones de poder en ellas, determinan la selección de contenidos, actividades, metodología y evaluación, todos ellos potenciales focos de poder de conflictos. Desde diversos enfoques, profesores, alumnos, esquemas mentales de las personas implicadas, etc. los conflictos se originan a veces para asegurarse más poder ante la amenaza de inseguridad. El cambio de control que se está produciendo al incrementarse la autonomía de los centros educativos se aborda desde diversas vertientes. El poder basado en los recursos es un tema clásico y cuando los recursos son limitados y la dependencia de ellos alta, no hay alternativas y de la lucha por obtenerlos derivan los conflictos. ¿Qué origina los principales conflictos escolares? y ¿cuáles son sus funciones dentro de la organización? el estudio de cómo es el desarrollo del proceso de conflicto y concluye finalmente aportando algunas estrategias para resolver y prevenir conflictos.

El último capítulo escrito por la coordinadora del libro, trata de la Calidad Total, un término que, proveniente del mundo de la empresa, se ha introducido en educación y representa una nueva forma de gestionar los procesos educativos, tanto los de gestión como los instructivos. Justifica la autora la necesidad de la calidad, conceptualiza las diversas acepciones de este término polisémico, cambiante y controvertido, pero presente de forma inexorable en nuestras vidas. La calidad representa aquí la excelencia, el infinito matemático, el cero defectos y como tal es inalcanzable de forma absoluta. Por ello se presenta como camino, como metodología, a la vez docente e investigadora, estudiando los modelos de calidad Europeo, Japonés y Americano y proponiendo las pautas para iniciar un proceso de calidad en una institución educativa cualquiera. La evolución diacrónica de la calidad iniciada en el Código de Hammurabi, dos mil años antes de Cristo y la llegada de modelos de calidad cuya obtención se sitúa en el horizonte, señalan los parámetros de esta bien trabada argumentación. La diferencia entre eficacia y calidad es enriquecedora, sobre todo cuando la autora matiza la idea de calidad con la de equidad, para entender la calidad como valor añadido, como lo que alcanzamos en educación, por encima de las expectativas y previsiones.

Se trata de un libro bien estructurado, manejable y claro. El rigor y la sistematicidad están presentes en todos los capítulos que han sufrido un rigurosos proceso de depuración para mostrar al lector solamente lo importante con un buen nivel de densidad y apoyo bibliográfico. Creemos que se convertirá en referencia inexcusable en cualquiera de los temas que abordan sus cuatro capítulos y esperamos la segunda parte que se anuncia dedicada a la evaluación y las herramientas de calidad.

María Pilar PALOMO DEL BLANCO


//////


DEFINICIÓN Y DESARROLLO DEL ESPACIO PROFESIONAL DE LA EDUCACIÓN FÍSICA EN ESPAÑA (1961-1990)
José Luis Pastor Pradillo
Colección “Cuerpo y Educación”, nº 9
Guadalajara, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Alcalá, 2000

Nos encontramos ante una obra, complemento y continuación de otra del mismo autor (El espacio profesional de la Educación Física en España: génesis y formación (1883-1961) publicada en esta misma colección, que de manera conjunta constituyen una auténtica crónica histórica de la profesión de la Educación Física en nuestro país.

Tras una extensa pero necesaria introducción, en la que el autor adelanta el calado del contenido posterior y nos facilita la comprensión del mismo, se estructura el documento en tres grandes capítulos.

En el primero se presentan y analizan los aspectos relativos a la época del Régimen Franquista, como punto de partida necesario para poder comprender la evolución de esta profesión en las últimas décadas del siglo XX. Se contemplan apartados como el concepto de Educación Física, la metodología vigente, los ámbitos de aplicación, la formación de titulados o el papel del Colegio Profesional entre otros.

El segundo capítulo comprende el periodo de 1961 hasta 1978. Partiendo de la promulgación de la Ley de 1961 sobre la Educación Física, llega a su fin con la aprobación de la Constitución Española. El ejercicio profesional, al igual que la propia materia cambia profundamente, apareciendo nuevos centros de formación como el INEF de Madrid y de Barcelona.

El tercer capítulo analiza el trascendental periodo de 1978 hasta 1990, influenciado fundamentalmente por la Constitución y su desarrollo en la Ley General de Cultura Física y del Deporte de 1980, que finaliza con la promulgación de la Ley del Deporte de 1990. Hay que destacar la implantación de los títulos de Licenciado y Doctor, los procesos de convalidaciones de títulos anteriores, la consideración de los profesores en el sistema educativo, la integración en la universidad y la creación de nuevos centros, y en los últimos años de este período, la aparición de nuevos títulos como el de Maestro Especialista en Educación Física. Marca esta etapa una intensa movilización profesional, en algunos casos con intereses encontrados entre diferentes colectivos.

Finaliza el autor este extenso texto con la aportación de unas conclusiones, por un lado relacionadas con las repercusiones del carácter universitario adquirido por las titulaciones de Educación Física, y por otro con el futuro desarrollo del espacio profesional.

Se aporta información detallada y concreta de infinidad de acontecimientos de gran trascendencia histórica, seguramente desconocidos para muchos, incluso de aquellos que aún habiendo vivido esta profesión en los momentos correspondientes no participaron en los hechos y decisiones de una manera tan directa. Resulta envidiable la memoria de la que hace gala el autor para precisar los detalles concretos, que requiere en todo caso la utilización de un método riguroso de tratamiento de documentación, al alcance de pocos.

La participación directa del autor en muchos de los acontecimientos reseñados, de manera más intensa en los últimos capítulos, ofrece una postura argumental basada en información de primera mano, pero por otro lado, como no puede ser de otra manera, con un tinte subjetivo que aporta un visión de carácter personal. Especialmente crítica resulta la postura ante la aportación histórica de algunas personas e instituciones que en amplios sectores de la profesión ha sido considerada muy positivamente. Nos encontramos en todo caso, con una obra caracterizada por un gran rigor y profundidad, escrita con conocimiento de causa, que supone una aportación indudable en este olvidado campo de la investigación histórica en Educación Física en nuestro país.     

Se hace necesario reseñar que la extensa y precisa documentación bibliográfica supone en si misma una aportación de gran interés, aspecto este que resulta habitual en José Luis Pastor, y que evidencia otro de los temas en que el autor debe ser reconocido, como muestra especialmente su obra “La Educación Física en España: fuentes y bibliografía básica” publicada en esta colección en 1995.

La extensión del documento (888 páginas en letra de pequeño tamaño) lo convierte en una obra de consulta, que puede ser leída de manera integra, pero que hace pensar que una publicación más reducida facilitaría que su interesante contenido llegara a mayor número de lectores.

Julio LATORRE PEÑA


//////


LA PRÁCTICA DE LA INGELIGENCIA EMOCIONAL
D. Goleman, 1999

No podía faltar la continuación de la renombrada obra “Inteligencia Emocional” de 1995, del mismo autor y de cuya difusión dan fe sus múltiples ediciones, suscitando a su vez otros libros como el de Gottman o De Claire, que han sacado pingües beneficios más o menos en la misma corriente de la temática emocional y en formato de libros de autoayuda.

Otra pléyade de estudiosos o seguidores de segunda fila o escasamente conocidos pero asimismo efectivos por lo menos a nivel de ventas, han contribuido y participado en este banquete intelectual y pecuniario que evidentemente un público variopinto acoge.

Animado por su esposa, dice Goleman, retoma investigaciones de la Universidad de Harvard en torno a la significación de la inteligencia emocional y su relación con el mundo del trabajo, embarcándose en este nuevo proyecto que tiene como fin y según sus palabras, encauzar la inteligencia emocional como un componente fundamental de la competitividad a desarrollar en el mundo empresarial o laboral.

Matices tales como los referidos a la inteligencia práctica se apoyan igualmente en los estudios de Robert Stenberg. Opta también por retomar los estudios de autoeficacia realizados en Stanford por Bandura. A pesar de las advertencias incluidas, no deja de vislumbrarse la sombra de D. Carnegie de los años 60, en torno a cómo triunfar en determinados ámbitos como el social, económico u otros, pareciendo en gran medida tratados de cómo abordar un despido tanto desde la óptica del empleador como de la del subordinado, o matices tales cómo negociar un sueldo, en definitiva disponer de instrumentos para influir en los demás, pero con un talante ameno sin discusión.

También se observan las ideas básicas del concepto de la amígdala como dispositivo emocional de extraordinario valor, detonante o controlador de ira o pánico. El poder de la empatía es una de las ideas clave en este concepto de inteligencia, en donde la escucha, la calma, o la paciencia llevan al adecuado establecimiento del rapport, amistades, en el ámbito hispanoamericano tan importante para los negocios.

En la obra se analizan los usos y aspectos del universo laboral que ayudan en la predicción del éxito o fracaso en el mismo, enfatizando la necesidad de poner en práctica formas distintas de ser inteligente y desafiando concepciones en su opinión grandilocuentes sobre el Cociente Intelectual, que por sí solo difícilmente puede dar cuenta del éxito o fracaso en la vida, siendo por tanto un mal vaticinador del éxito. Se cura en salud subrayando lo que no es inteligencia emocional que sería más flexible que el CI asegurando que aquélla no está determinada genéticamente y en donde el vocablo clave es el de madurez significándose con ello que a diferencia del cociente intelectual sí se puede mejorar a lo largo de la vida y puede estipularse que en semanas puede cambiar dependiendo, naturalmente, de múltiples factores; se enumeran una serie de capacidades constitutivas de la misma, como por ejemplo independencia o interdependencia entre otras, ayudando con cuadros pertinentes e ilustrados. Formula igualmente el concepto de CI de grupo relacionado con el rendimiento del equipo tan vital en las modernas organizaciones.

Si las emociones descontroladas pueden convertir en estúpidos a la gente más inteligente entonces cobran pleno sentido estas disquisiciones considerando además que la importancia de la inteligencia emocional aumenta a medida en que el sujeto asciende en el escalafón profesional.

El libro propone líneas generales para llegar a ser emocionalmente competente, en un conjunto de indicaciones curiosas y motivadoras que pueden hacer que el lector, al igual que ha sucedido con la obra precedente, se quede pegado a sus páginas a poco que el contenido sea de su agrado.

A veces las recetas o soluciones son tan simples como inesperadas, pueriles o excesivamente liberales, pudiendo parecer incluso que rozan la ridiculez, quizá poco adaptables a las formas más enconsertadas e individualistas de la mentalidad europea, aunque hay que considerar que incluso en nuestro país están aflorando firmas de cazatalentos o de consultoría de alta dirección que aplican estos conocimientos.

Como es habitual en Goleman y en general en la literatura americana de este tipo, se ilustra con abundantes ejemplos extractados de la vida cotidiana y de casi todos los ámbitos, desde el estudiantil o universitario hasta el empresarial, desde el militar al político, y desde la visión individual hasta la colectiva, aplicando su conocido estilo habitual y ameno que él mismo define como periodístico.

Puede gratificar la lectura que sigue siendo un soplo de aire fresco sobre concepciones globales, rígidas, academicistas o populares de la inteligencia.

No es un manual exclusivo para los entendidos, en la misma filosofía que la “Inteligencia Emocional”, sino también y específicamente para los trabajadores, no solamente en EE.UU. sino de cualquier rincón del mundo, están experimentando que aún cumpliendo adecuadamente con la empresa no tienen asegurado su puesto de trabajo, y ello incluso a pesar de la bonanza económica que en la actualidad se está produciendo en los países occidentales. Por otro lado, tampoco los empresarios valoran en demasía los rasgos de carácter académico, salvo los referidos a las competencias matemáticas según tests aplicados al respecto.

El libro igualmente viene a significar una apuesta por las potencialidades de la persona y un alarde de confianza en la misma pudiendo aprenderse la inteligencia emocional, que debería buscar su propio perfeccionamiento a través de la eficacia colectiva que cuidando más que la propia resolución de conflictos.

Jesús NAVARRO EGEA



//////



LIBROS RECIBIDOS

AGUILAR, Tusta (1999). Alfabetización científica y educación para la ciudadanía. Madrid: Narcea.

ANTUNES, Celso A. (2000). Estimular las inteligencias múltiples. Madrid: Narcea.

AVILA PENAGOS, Rafael; CAMARGO ABELLÓ, Marina y otros (1999). La utopía de los PEI en el laberinto escolar. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

AVILA PENAGOS, Rafael; RODRÍGUEZ, María Isabel y ELVIS PLATA, William (1999). Las concepciones sobre el PEI. Convergencias y divergencias. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

AVILA, Carmen y POLAINO, Aquilino (1999). Cómo vivir con un niñ@ hiperactiv@. Madrid: Narcea.

BATLLORI, Jorge (2000). Juegos para entrenar el cerebro. Desarrollo de habilidades cognitivas y sociales. Madrid: Narcea.

BERNAD, Juan Antonio (2000). Modelo cognitivo de evaluación educativa. Escala de estrategias de aprendizaje contextualizado. Madrid: Narcea.

BOUJON, Ch. y QUAIREAU, Ch. (1999). Atención, aprendizaje y rendimiento escolar. Madrid: Narcea.

BOTTINI, Pablo (Comp.) (2000). Psicomotricidad: Prácticas y conceptos. Madrid: Miño y Dávila.

CADERNO LINHAS CRÍTICAS. Revista Semestral da Facultade de Educação. Universidade de Brasília, números 3 y 4, 1997.

CARDENAL HERNAEZ, Violeta (1999). El autoconocimiento y la autoestima en el desarrollo de la madurez personal. Málaga: Aljibe.

CARO RODRÍGUEZ, Martha (1999). Manual de Word. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

CONDE CAVEDA, José Luis; VICIANA GARÓFANO, Virginia y CLAVO NIÑO, Luisa (1999). Nuevas canciones infantiles de siempre. Propuesta para la globalización de los contenidos expresivos en educación infantil y primaria. Málaga: Aljibe.

CUADERNOS DE LA OEI (1998). La enseñanza de la filosofía en el nivel medio: Tres marcos de referencia. Madrid: Organización de Estados Iberoamericanos.

CUADERNOS DE LA OEI (1998). Conceptos básicos de administración y gestión cultural. Madrid: Organización de Estados Iberoamericanos.

CUADERNOS DE LA OEI (1998). Planificación, financiación y evaluación de los sistemas educativos iberoamericanos. Madrid: Organización de Estados Iberoamericanos.

ERAZO PARGA, Manuel (1999). El pensamiento del profesor. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.
ESCOTET SUÁREZ, Consuelo (1999). Experimentos de física. Materiales 12-16 para Educación Secundaria. Madrid: Narcea.

FERNÁNDEZ NARES, Severino (1999). La formación de los directores escolares para la toma de decisiones. Granada: Grupo Editorial Universitario.

GALVIS LEAL, Pedro (1999). Inteligencia emocional. Punto de partida. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

GALLEGO BADILLO, Rómulo y PÉREZ MIRANDA, Royman (1999). El problema del cambio en las concepciones epistemológicas, pedagógicas y didácticas. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

GÓMEZ BUENDÍA, Blanca Inés (2000). Narrativa y crítica en Colombia. En torno a una polémica. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

GÓMEZ CHACÓN, Inés María (2000). Matemática emocional. Los afectos en el aprendizaje matemático. Madrid: Narcea.

GÓMEZ GALÁN, José (2000). Tecnologías de la información y la comunicación en el aula: Cine y radio. Seamer: Madrid.

GOÑI GRANDMONTAGNE, Alfredo (2000). Adolescencia y discusiones familiares. Madrid: Eos.

GOÑI GRANDMONTAGNE, Alfredo (2000). Psicología del individualismo. Donostia: Erein.

HEDERICH MARTÍNEZ, Christian; CAMARGO URIBE, Angela (1999). Estilos cognitivos en Colombia. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

HERNÁNDEZ SAMPELAYO, María (2000). Buena vida, vida buena. Sugerencias para el siglo XXI. Madrid: Ediciones Internacionales Universitarias.

HOUGH, Margaret (1999). Técnicas de orientación psicológica. Madrid: Narcea.

HUERGO, Jorge Alberto y FERNÁNDEZ, María Belén (1999). Cultura escolar, cultura mediática/intersecciones. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

LÁZARO LÁZARO, Alfonso (2000). Nuevas experiencias en educación psicomotriz. Zaragoza: Mira.

LILLO REDONET, Fernando (1999). Cultura clásica. Materiales 12-16 para Educación Secundaria. Madrid: Narcea.

MARTÍNEZ LOSADA, Cristina y GARCÍA BARROS, Susana (Ed.) (1999). La Didáctica de las Ciencias. Tendencias actuales. La Caruña: Servicio de Publicaciones de la Universidad de La Coruña.

MELÉNDEZ SÁNCHEZ, Jorge (2000). Camino del Rionegro. Historia Regional de la ciudad de la Palma (Cundinamarca). Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

MÉNDEZ, Laura; MORENO, Rosa y RIPA, Cristina (1999). Adaptaciones curriculares en educación infantil. Madrid: Narcea.

MORENO, Blanca (Coord.) (1999). Psicoanálisis, clínica y ciencia. Málaga: Aljibe.

MUÑOZ, Francisco A. y LÓPEZ MARTÍNEZ, Mario (2000). Historia de la Paz. Tiempos, espacios y actores. Granada: Instituto de la Paz y los Conflictos.

PÁRAMO, Pablo y otros (1999). Nuestros vínculos con los animales. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

PÉREZ JUSTE, Ramón y otros (2000). Hacia una educación de calidad. Gestión, instrumentos y evaluación. Madrid: Narcea.

PÉREZ SERRANO, Gloria (Coord.) (2000). Modelos de investigación cualitativa en educación social y animación sociocultural. Aplicaciones prácticas. Madrid: Narcea.

PRIETO SÁNCHEZ, María Dolores; CASTEJÓN COSTA, Juan Luis (2000). Los superdotados. Esos alumnos excepcionales. Málaga: Aljibe.

PRIETO, Víctor Manuel (2000). El gimnasio moderno y la formación de la elite liberal bogotana (1814-1948). Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

REVISTA Cuadernos sobre Historia y Enseñanza de las Ciencias, 5, 1999. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

REVISTA Cuadernos sobre Historia y Enseñanza de las Ciencias, 6, 1999. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

REYES HERRERA, Lilia; SALCEDO TORRES, Luis Enrique y PERAFÁN ECHEVERRI, Gerardo Andrés (1999). Acciones y creencias: Tesoro oculto del educador. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

ROMERO, Carlos Julio y ORTIZ, Evelio Nicanor (1999). Area de tecnología e informática. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

RUIZ BERRIO, Julio; BERNAT MONTESIONOS, Antonio y DOMÍNGUEZ CABREJAS, Mª Rosa (Ed.) (1999). La Educación en España a examen (1898-1998), 2 tomos. Zaragoza: Institución Fernando el Católico.

SALAZAR, Nahir y otros (2000). Comunicación aumentativa y alternativa. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

SALCEDO MEGALES, Damián (Comp.) (1999). Los valores en la práctica del trabajo social. Madrid: Narcea.

SÁNCHEZ PALOMINO, Antonio; CARRIÓN MARTÍNEZ, José J.; PADUA ARCOS, Daniela y PULIDO MOYANO, Rafael (Coord.) (1999). Los desafíos de la educación especial en el umbral del siglo XXI. Almería: Departamento de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Almería.

SHERIDAN, Mary D. (1999). Desde el nacimiento hasta los cinco años. Madrid: Narcea.

TEA. Revista de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad Pedagógica Nacional, 5, 1999. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

TEA. Revista de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad Pedagógica Nacional, 6, 1999. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

TEA. Revista de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad Pedagógica Nacional, 7, 2000. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

VACA HERNÁNDEZ, Angel Humberto (2000). Historia del alma mater de la educación física en Colombia. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

VARIOS (1999). Resúmenes analíticos de educación. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

VARIOS (2000). Catálogo de investigaciones 1998/1999. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

VARIOS (2000). Experiencias pedagógicas en comunicación, medios y nuevas tecnologías. Santafé de Bogotá: Universidad Pedagógica Nacional.

VEGA CANTOR, Renán y CASTAÑO TÁMARA, Ricardo (Comp.) (1999). ¡Déjenos hablar!. Profesores y estudiantes tejen historias orales en el espacio escolar. Santafé de Bogotá: Arfo.

VIDAL LUENGO, Ana Ruth (2000). La dimensión mediadora en el mito árabe islámico: La Sirat Baybars. Granada: Instituto de la Paz y los Conflictos.

VILA, Ana (1999). Tengo una hija deficiente. Evolución, socialización y tratamiento de una niña diferente. Madrid: Narcea.


//////


Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado, nº 39, Diciembre 2000, pp. 203-217