JUEVES, 14 DE NOVIEMBRE DE 2019 





74 (26.2)

AGOSTO 2012

ENGLISH ABSTRACTS INSIDE ISSN 0213-8646

Educación en Derechos Humanos y Democracia

Education in Human Rights and Democracy

Federico Mayor Zaragoza

Resumen Abstract
Pulsar aquí para acceder al pdf a texto completo de este artículo


Vivimos en un mundo de una opulencia sin precedentes, difícil de imaginar hace sesenta años. Donde no sólo se han registrado notables cambios en el terreno económico, sino en lo social y en lo político. Vivimos inmersos en la cultura de los derechos humanos. La gran idea de la humanidad ha sido y sigue siendo conciliar la universalidad de los valores con las diversas culturas.

La Segunda Guerra Mundial fue uno de los episodios más atroces para la Humanidad. Por ello, y como consecuencia lógica al final de la misma, muy a pesar de la tensión que había por lo que acababa de acaecer, se procedió al diseño de un sistema de gobernación mundial basado en la igual dignidad de todos los seres humanos. Eran necesarios para evitar una nueva guerra, es decir, para construir la paz, son necesarios unos nuevos puntos de referencia, unos nuevos asideros éticos que permitan a toda ciudadanía modificar un  comportamiento secular basado en la confrontación.

El fomento de la dignidad no es una utopía, al contrario, es una necesidad indispensable porque sin ella no pueden concretarse los derechos y deberes humanos de los que tanto dependen la seguridad, supervivencia y felicidad de todos y todas.

La pedagogía de la educación en derechos humanos es asumir que todos los seres humanos somos diferentes en nuestras características pero iguales en dignidad y derechos y, por tanto, evitar la discriminación es la finalidad principal, ya que acepta y valora la diversidad como parte de la riqueza de las relaciones humanas. Así pues, del mismo modo que en 1945 se decidió elaborar una Declaración Universal de Derechos Humanos, sería apropiado ahora, en la debacle ética que están sufriendo Occidente y en particular la Unión Europea, una Declaración Universal sobre la Democracia, porque ha llegado el momento histórico en que la sumisión, el dominio de los pocos sobre los muchos, hemos de darlo por concluido.

We live in a world of unprecedented opulence, which was hard to imagine sixty years ago. Not only have there been important economic changes but also social and political ones. We live in a culture of human rights. The great idea of humanity has been and still is to reconcile universal values and diverse cultures.

The Second World War was one of the most atrocious episodes in the history of mankind. Therefore, as a logical consequence, and in spite of the tension of what had happened, the design of a world governance system based on dignity of all human beings began. In order to avoid a new war, that is, in order to build peace, new points of reference, new ethical guidelines became necessary so that all citizens could modify a secular behaviour based on confrontation.

Promoting dignity is not a utopia, but an essential need. Without it human rights and duties –on which everyone’s security, survival and happiness depend– cannot become real.

The pedagogy of education in human rights is to assume that all human beings are different in our own characteristics but equal in dignity and rights; its main aim is, therefore, to avoid discrimination, since it accepts and cherishes diversity as part of the richness of human relations. As a result, in the same way that in 1945 the Universal Declaration of Human Rights was proclaimed, a Universal Declaration of Democracy would be appropriate now, given the ethical debacle that is taking place in the Western world, and particularly in the European Union. The time has come for subjugation, with a few dominating many, to come to an end.


Palabras clave Keywords
Derechos humanos, Libertad, Igualdad, Equidad, Diversidad, Ética, Paz, Convivencia, Democracia

Human rights, Liberty, Equality, Equity, Diversity, Ethics, Peace, Coexistence, Democracy

Artículos Relacionados

Artículos del mismo autor