MIÉRCOLES, 13 DE NOVIEMBRE DE 2019 





75 (26.3)

DICIEMBRE 2012

ENGLISH ABSTRACTS INSIDE ISSN 0213-8646

Editorial

La vida en las aulas, voces para mejorar la formación del profesorado /// Life in the classrooms, voices to improve the teacher training


La formación del profesorado, que es el título y epítome de esta revista científica, constituye un campo de estudio que reclama la permanente actualización de sus líneas de investigación porque su devenir es extraordinariamente dinámico en función de su naturaleza esencialmente educativa. La educación, en todos los niveles del sistema educativo, siempre es un desafío abierto, un prometedor horizonte de indagación que nunca agotaremos porque aparecen en el mismo pertinaces interrogantes que demuestran las debilidades, inconsistencias, carencias o errores del conocimiento pedagógico dada la gran complejidad del objeto de estudio, la educación, y el hecho de que ésta vaya siempre por detrás del devenir de las sociedades y, por ello, esté permanentemente sacudida por las demandas de éstas a sus instituciones educativas. En este sentido, la formación del profesorado, la formación de formadores, intenta siempre ser propedéutica del avance social, de modo que los docentes sean capaces de afrontar las exigencias de las reformas del sistema educativo o de los cambiantes planes de estudios o de incontables innovaciones educativas que aspiran a ser las piedras angulares de la calidad del sistema para que éste coadyuve al progreso social, y no hay ya duda alguna de que los agentes principales de toda reforma o de todo cambio son quienes los hacen realidad en la vida diaria de los centros educativos, los profesores, incluso cuando éstos no han sido previamente formados para afrontar las nuevas exigencias a su rol profesional y deban asumirlas desde la incertidumbre y la improvisación.

La investigación educativa, y si se quiere precisar más el discurso la investigación didáctica, proporciona las bases necesarias para la formación del profesorado, concreta perspectivas, enfoques, modelos, registros d competencias profesionales, etc., pero la tozuda realidad educativa no ceja en su balance ambivalente, de claroscuros, sobre la eficacia de ese conocimiento para la formación del profesorado y el consiguiente desempeño y logros de la función docente. La intrínseca complejidad del proceso didáctico, que nunca acontece al margen de un contexto socioeducativo determinado, deja siempre variables o factores del mismo no suficientemente estudiados o incluso desatendidos, amén de los que no dejan de salir a la palestra pedagógica y requieren la apertura de nuevas líneas de investigación o reformulaciones de las ya existentes. En definitiva, que como en todo ámbito científico, vamos tras la verdad y ésta siempre es esquiva y se resiste a ser abarcada o conquistada, aprehendida en su completa y cambiante identidad, más si cabe en épocas de reformas e innovaciones educativas.

Para poder atrapar, cuando menos, retazos de esa verdad, de las verdades que anhela el conocimiento pedagógico, tenemos que proyectar mucha más luz sobre los problemas y contextos de investigación, disipar las tinieblas del desconocimiento, de las preguntas todavía sin respuestas, de las cuestiones de indagación no explicadas o no comprendidas que tanto se prodigan en la educación y particularmente en la formación de los profesionales de este campo. El conocimiento científico ya disponible, eso que denominamos el estado de la cuestión, es el primer foco de luz para toda investigación, y la consabida revisión bibliográfica tiene en las revistas científicas la valiosa actualidad del state of the art por la gran versatilidad de estas publicaciones periódicas. Éstas están abocadas a brindar a su respectiva comunidad científica un barrido de amplia y actualizada cobertura de contenidos recurriendo a la opción del monográfico temáticamente homogeneizador, con mayor o menor número de excepciones en su índice. Esta revista, como bien saben nuestros lectores, mantiene ese patrón de los números temáticos mediante los que se tratan tópicos muy diversificados en torno a la formación del profesorado y, por ende, sobre el ejercicio de su labor educativa y, en suma, sobre la educación.

Pero en este número, nuestra revista integra una diversidad de temas y problemas de investigación y ensayo que dejan constancia de variadas inquietudes pedagógicas que, cada una a su manera, arrojan luz, proporcionan conocimiento relevante sobre sus respectivos objetos de estudio. Estos no responden a un único tema, sino que configuran una diversidad temática que como tal puede contribuir a apoyar investigaciones o fundamentar reflexiones o cultivar la dialéctica teoría-práctica sobre las diferentes cuestiones educativas que conforman esta panorámica sui generis. Los trabajos que aquí se publican no tenían por qué esperar a la salida de posibles monográficos que los incluyeran; tienen plena validez tal como se presentan, como amalgama de voces que, cada una de forma muy peculiar, narran la vida en las aulas y, con ello, nos proporcionan conocimiento pedagógico para continuar fieles a nuestra misión: mejorar la formación del profesorado.

El Consejo de Redacción


Pulsar aquí para acceder al texto de este Editorial en formato pdf