MARTES, 12 DE NOVIEMBRE DE 2019 





83 (29.2)

AGOSTO 2015

ENGLISH ABSTRACTS INSIDE ISSN 0213-8646

Editorial

Pulsar aquí para acceder al pdf de este artículo a texto completo

Enseñanza y aprendizaje universitario en la sociedad del siglo XXI
University Teaching and Learning in the 21st Century


En la actualidad necesitamos universidades académicas que desarrollen diversidad de aptitudes y competencias en los estudiantes. La Universidad no debe centrarse exclusivamente en la función académica e investigadora, sino también en el compromiso de desarrollar la capacidad de pensar,  reflexionar, criticar y construir una nueva sociedad más justa y equilibrada. No debemos permitir que la formación que reciben los alumnos universitarios sea empleada para insertar trabajadores sumisos en una sociedad capitalista y burocrática.  Es por ello que el mundo de las competencias emocionales, olvidadas en la investigación científica universitaria, se hace tan necesario.

Recientemente, en el ámbito de la enseñanza superior, se están desarrollando múltiples líneas de trabajo orientadas a la formación en competencias. La implementación de la Declaración de Bolonia, sobre el establecimiento del Espacio Europeo de Educación Superior, ha llevado a propuestas concretas de diseño y desarrollo de programas educativos y currículos universitarios basados en competencias socioemocionales, estudiadas bajo las denominaciones de inteligencia emocional, social y práctica. Quedan cuestiones abiertas acerca de si estas competencias deben estar incorporadas en los currículos universitarios o cómo desarrollarlas en los estudios de Grado. Se trata de avanzar con nuevas propuestas para la integración de estas competencias en los currículos oculto y visible de la Educación Superior.

La Asociación Universitaria de Formación del Profesorado (AUFOP) ha dedicado, en los últimos años, congresos, artículos y números monográficos de las revistas que edita a temáticas relacionadas con esta cuestión. Por ejemplo, el número 80(28.2) de la RIFOP, de agosto de 2014, se ha centrado en la Universidad y Movimientos Sociales, y se exponen diferentes propuestas sobre la necesidad de que la Universidad se introduzca en el mundo social para crear una sociedad más justa.

En el presente monográfico de la Revista Interuniversitaria de Formación del Profesorado se incluyen siete artículos en los que, de algún modo, se plantea el papel que tiene que desarrollar la Universidad en la sociedad del siglo XXI en torno al aprendizaje y la enseñanza. En él han participado profesores de distintas universidades españolas y extranjeras de reconocido prestigio.

En el primero de los artículos se presenta una revisión del aprendizaje en el contexto global, desarrollado en Colombia y en una Facultad de Medicina en Bogotá. A la vez se justifica la necesidad de tener un mayor conocimiento de los enfoques de aprendizaje y enseñanza de estudiantes y profesores de la titulación en medicina en general, y de los diferentes grupos de asignaturas: básicas médicas y clínicas, de salud pública y de formación socio-humanística, permitiendo con ello promover cambios en los estudiantes que aseguren mayor apropiación y uso de los conocimientos y, por ende, se mejore la calidad de la educación médica y se impacte de manera positiva en la atención médica.

El artículo de la profesora María Soledad Ramírez Montoya, del Tecnológico de Monterrey (México), aborda el novedoso tema de los MOOC, apuntando que en el contexto de los cursos masivos abiertos y a distancia (MOOC) la promoción del conectivismo postula por la conexión de aprendizajes, donde surgen retos para los procesos de enseñanza por parte de los facilitadores y de los equipos docentes. En su artículo trata de dar respuesta a los componentes que resultan significativos para que la formación de equipos docentes pueda promover la conexión de aprendizajes a través de sus procesos de enseñanza en cursos masivos abiertos y a distancia.

El tercer artículo desarrolla la conceptualización del aprendizaje universitario en el contexto de la investigación sobre la subjetividad de los alumnos ante el nuevo paradigma de aprendizaje. Se presenta una experiencia de aplicación de la metodología Q en cuanto a la cultura de aprendizaje, y si ésta está en consonancia con el cambio propuesto por Bolonia.

El siguiente artículo presenta una experiencia formativa en competencias emocionales a través de actividades físicas y deportivas con alumnos universitarios. Los resultados  confirman que las competencias emocionales programadas son apropiadas para la formación del profesorado en la conciencia emocional.

El artículo realizado por investigadores de la Universidad de Murcia ha servido de base para la validación del cuestionario ACUTIC, elaborado para el estudio de las actitudes que tienen los estudiantes universitarios hacia las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), así como el conocimiento y el uso que realizan de ellas. Para ello se aplicó a una muestra de 1.906 estudiantes universitarios de las cinco ramas de conocimiento, encontrando que se trata de un instrumento válido y fiable para tal finalidad.

Seguidamente se incluye un artículo firmado por dos profesoras de la Universidad de Córdoba (Colombia) que describe la metodología, resultados y conclusiones de la investigación titulada «Estrategias de aprendizaje, contextos de enseñanza y su influencia en la calidad de los resultados académicos en estudiantes de educación superior». Entre los resultados incluidos se destaca la revisión del aprendizaje en el contexto global y la justificación de la necesidad de tener un mayor conocimiento de los enfoques de aprendizaje de los estudiantes universitarios y de la  formación socio-humanística.

Finalmente, en el artículo que lleva por título «Las redes sociales en la enseñanza universitaria: aprovechamiento didáctico del capital social e intelectual», firmado por profesorado de la Universidad de Sevilla, se constata que un porcentaje muy elevado de jóvenes universitarios están familiarizados y utilizan con asiduidad las redes sociales, pero sin embargo no se está haciendo un aprovechamiento didáctico y educativo de las mismas. Esta aportación indaga sobre el potencial didáctico de las redes sociales en los procesos de tutorización de prácticas externas en el alumnado del Grado de Pedagogía, concluyendo que las redes sociales tienen un elevado potencial en la amplificación de las funciones docentes y discentes, así como en el aprovechamiento del capital social e intelectual de los agentes educativos.

El Consejo de Redacción