MIÉRCOLES, 13 DE NOVIEMBRE DE 2019 





86 (30.2)

AGOSTO 2016

ENGLISH ABSTRACTS INSIDE ISSN 0213-8646

Editorial

Ocio: Escenario educativo y social (ver pdf a texto completo)

En la sociedad que inicia el siglo XXI, el tiempo de ocio se establece en un derecho con enorme trascendencia para el desarrollo humano, dado que impregna los ámbitos individual, colectivo, cognitivo y emocional, lo que conlleva más oportunidades para la realización de experiencias de ocio necesitadas de un serio compromiso pedagógico que reclama a la formación docente.

La World Leisure and Recreation Association, fundadora de la Carta Internacional para la Educación del Ocio (1993), considera fundamental el fomento y el desarrollo de valores, actitudes, conocimientos y habilidades que atiendan tanto al ámbito personal como a los modos de socialización de los individuos.

Desde este compromiso educativo y social surge el monográfico que se presenta, constituyéndose los artículos que lo configuran en un muestrario de las principales aportaciones de acreditados autores y grupos de investigación que crecen en continua reflexión en torno a la formación del profesorado en el fenómeno del ocio.

Se inicia el volumen con el artículo de Fraguela, Varela y Caballo que lleva por título Percepción del profesorado de Enseñanza Secundaria Postobligatoria sobre el papel de la escuela y sus tiempos en el ocio del alumnado, y que examina la percepción de este colectivo sobre la función de la escuela en la educación del ocio, su apertura fuera del horario lectivo y la influencia de la jornada escolar en los tiempos del alumnado.

La segunda aportación corresponde a Alonso, Valdemoros y Ruiz-Omeñaca, quienes analizan la preocupación del docente por el ocio nocivo de su alumnado, destacando como mayor inquietud el consumo de alcohol y subrayando que son las profesoras y los docentes de la zona de Levante y la del Sur quienes manifiestan más desasosiego por la inseguridad y la violencia en las calles, sugiriendo futuras líneas de investigación que optimicen la formación del profesorado.

Continúan las profesoras Gradaille, Varela y de Valenzuela con una contribución que también indaga en las preocupaciones del profesorado sobre los tiempos escolares y de ocio del alumnado, así como en las inquietudes de las familias al respecto, concluyendo la existencia de factores que entorpecen un desarrollo más integral de nuestros jóvenes, como la falta de obligaciones y responsabilidades, los usos nocivos del tiempo libre o las dificultades existentes para emanciparse y construir un proyecto de vida futuro.

Ofrece, igualmente, enorme interés la aportación de Sáenz de Jubera, Ponce de León y Sanz en la que se describe una valiosa experiencia llevada a cabo con estudiantes de los Grados de Educación, futuros docentes de la Sociedad Red, en la asignatura de Trabajo Fin de Grado, que pretende vincular el ocio saludable a una metodología de aprendizaje servicio a través de un modelo formativo que le otorga un valor añadido.

La quinta propuesta, autoría de Cuenca, García y Eizaguirre, nos ofrece una interesante reflexión sobre dos ámbitos tradicionalmente opuestos, el ocio y el mundo empresarial, desde la óptica de las personas mayores y de cómo un proceso de mentoring, entendido como experiencia de ocio educativo y social, puede reportar beneficios tanto para el mentor como para el mentorizado y la organización para la que trabaja.

Lázaro y Doistua reclaman la figura del docente como facilitador del binomio aprendizaje y disfrute, enfatizando la necesidad de impulsar la formación a lo largo de la vida, con el objeto de conseguir una ciudadanía más activa, ofreciendo oportunidades de inclusión, evolución y crecimiento personal, así como de desarrollo social y cultural.

El desarrollo de las tecnologías digitales e Internet, que genera un escenario fundamentado en conexiones, ha cambiado los modos de aprender y, por ende, la forma de enseñar. Así lo justifican en su manuscrito Viñals y Cuenca, reivindicando al profesorado como agente fundamental que ha de acompañar al alumnado en su proceso de aprendizaje, dado que la tecnología por sí sola no es suficiente como guía.

Cruz y Morán analizan las valoraciones de profesorado y alumnado sobre la organización e incidencia de la jornada lectiva en el rendimiento y las competencias académicas, las necesidades psicobiológicas y la realización de actividades relacionales, evidenciando una visión optimista, a la vez que desvelando inconsistencias y cuestionamientos imprescindibles para la reflexión.

Cierra el monográfico el artículo cuya autoría corresponde a De la Torre, Luis, Escolar, Palmero y Jiménez-Eguizabal, quienes ponen en valor la formación del profesorado como componente humano fundamental en el ecosistema empresarial, y revalorizan el papel de la educación en la formación de competencias emprendedoras, concluyendo que el éxito de los futuros emprendedores está ligado a la capacidad y los conocimientos que sus docentes posean e impartan.

Presentamos sugerentes aportaciones desde una perspectiva que recoge lo más valioso de la tradición en el campo objeto de estudio, pero con una mirada renovada que esboza nuevos retos al fenómeno del ocio como escenario educativo y social, enfatizando la figura del docente, que se instituye en pieza clave para la educación del ocio en sus múltiples contextos, con el fin último de que el ocio siga cimentando el crecimiento personal y social de las personas.

El Consejo de Redacción