VIERNES, 22 DE NOVIEMBRE DE 2019 





14 (6,2)

AGOSTO 1992

ENGLISH ABSTRACTS INSIDE ISSN 0213-8646

Editorial

 » EDITORIAL
ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LA EDUCACION MUSICAL

La Música es un lenguaje muy elaborado, el cual produce en el hombre tal efecto psicológico y espiritual, que podría considerarse como uno de los medios de relación y comunicación más elevados, si bien ello exige una particular educación.

La educación musical la concebimos no sólo como la capacitación para percibir el mensaje musical, sino como un importante elemento de la formación integral de la personalidad; sus fines específicos están claramente asociados a todo aquello que representan los valores estéticos y culturales del hombre.

Distinguimos, por eso, la educación musical de la instrucción musical, por ser la primera mucho más amplia y abarcar la segunda. No hace falta decir que con la educación musical planificada y estructurada, ya desde la infancia, se potencia la cultura musical del adulto y, en consecuencia, de la sociedad entera.

En los planes de estudio de las Escuelas Universitarias de Magisterio, siempre ha aparecido la enseñanza de la música; podemos destacar el Plan 1950, 1967 y 1971 (este último aún en vigor). El tratamiento dentro del currículum ha ido adquiriendo mayor importancia, según su evolución, en cuanto a exigencia y mejora cualitativa y cuantitativa.

En la L.O.G.S.E. se contempla la figura del "Maestro: Especialista en Educación Musical" para el tramo de la Educación Primaria de 6 a 12 años, lo que pone de manifiesto la receptividad del M.E.C. ante el problema de la educación musical. Este ha dado unas orientaciones generales en cuanto a futuros planes de estudio de las Escuelas Universitarias de Magisterio, que han de ser estudiados y completados por las distintas Universidades.

El Consejo de Universidades ha publicado en el B.O.E. las asignaturas que configuran una parte del plan de estudios, que se refiere a las "Troncales Comunes" para todas las especialidades, y las "Troncales de la Especialidad". Podemos distinguir en este último bloque:

- Las materias referidas a las didácticas específicas.

- Las materias propias de la especialidad musical.

Consideramos que la propuesta dada por el Consejo de Universidades, es insuficiente para que los profesores en formación inicial, desarrollen a lo largo de su vida académica, una adecuada y sólida base musical para impartir los contenidos que aparecen en el diseño curricular base propuesto de la educación primaria. Proponemos una ampliación de las materias asignadas, así como de los créditos específicos otorgados a cada una de ellas.

Así mismo, creemos necesario que el Profesor de Secundaria especialista en Música, debería recibir una formación metodológica y didáctica musical que deben impartir las áreas implicadas dentro de los Departamentos universitarios.

Queremos destacar la existencia, en algunas de las Universidades españolas, de la licenciatura de "Musicología", como un cauce abierto hacia la investigación en cualquiera de las ramas musicales que le atañen: historia, análisis, técnicas informáticas, pedagogía musical, etnomusicología, psicología musical, etc.

No cabe duda de que la implantación de una nueva especialidad en Educación Musical, dentro de los planes de estudio de los futuros maestros, supone un avance muy considerable en una parcela educativa que, durante los últimos años, había estado totalmente olvidada por parte de la Administración.

Nuestro deseo, al dedicar el tema monográfico de este número a la Educación Musical, ha sido la aportación de una serie de testimonios elaborados por cualificados especialistas del tema (a través de la lectura de los artículos de dicho tema monográfico se evidencia que en nuestro país disponemos de verdaderos expertos), con el fin de lograr que la implantación de esa nueva especialidad se lleve a cabo de forma rigurosa.

EL CONSEJO DE REDACCIÓN